'Nosotros preferimos la inversión social que la empresarial': Peñalosa

Este es el discurso que dará el Alcalde en el cabildo de la ETB.

CABILDO ABIERTO: ENAJENACIÓN ACCIONES DEL DISTRITO EN LA ETB CONCEJO DE BOGOTÁ D.C.
28 DE FEBRERO DE 2017

INTERVENCIÓN
ALCALDE MAYOR DE BOGOTÁ, ENRIQUE PEÑALOSA LONDOÑO

Apreciados ciudadanos, señoras y señores concejales:

Quiero comenzar señalando lo que considero es el verdadero tema que hoy nos convoca: reflexionar sobre cómo se deben utilizar unos recursos públicos. Porque lo que en realidad tiene la ciudad, más que unas acciones en una empresa de teléfonos son unos recursos ¿Es mejor para los ciudadanos que se inviertan en comprar acciones en una empresa riesgosa? ¿O es mejor usarlos para construir hospitales, jardines sociales, cámaras para mejorar la seguridad ciudadana, y colegios que permitan a cientos de miles de niños estudiar en jornada completa?

Lo que nosotros pensamos es que la segunda opción es muchísimo mejor para millones de ciudadanos y gracias a los concejales que nos apoyaron, esto será posible.

1. MANTENER LAS ACCIONES DEL DISTRITO EN LA ETB O HACER DE BOGOTÁ UNA CIUDAD MÁS DEMOCRÁTICA.

Si una de las tareas prioritarias del gobernante fuera hacer inversiones rentables, entonces deberíamos destinar parte del recaudo tributario anual a la compra de acciones en las bolsas de valores. Pero estoy seguro de que no fue para esa misión que los bogotanos votaron por mí. Me eligieron para solucionar las necesidades que más los agobian, y en particular las necesidades de los ciudadanos más vulnerables, que son los que necesitan una mejor atención en salud o estudiar en jornada completa. Esta es la verdadera obligación de un gobierno democrático.

En los últimos diez años en Bogotá se dejaron de hacer inversiones críticas que los ciudadanos necesitan. No aumentó el número de camas en los hospitales. En la pasada Alcaldía no se terminó un solo colegio nuevo que se hubiera iniciado en esa administración. No se dotó a la Policía de elementos tan básicos como las cámaras que requiere la seguridad de nuestra ciudad.

Ese rezago fue la razón principal que me llevó a solicitar al Concejo la autorización para vender las acciones del distrito en la ETB.

Lo más fácil para mi hubiera sido no asumir el costo político de esta decisión que algunos critican, pero estoy convencido de que eso es lo responsable con la ciudad, en el presente y hacia el futuro.

El día de mi posesión como alcalde dije que daríamos prioridad a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos más necesitados para hacer una sociedad más justa. Y no vamos a dejar que eso se quede en palabras: eso exige hacer inversiones enormes.

El hecho de que en Bogotá la inmensa mayoría de los niños en la educación pública no estudien en jornada completa, los conduce a que no tengan todas las horas con los maestros, que sería deseable, y que la mitad del día se enfrenten a los riesgo de las calles.

Como Alcalde, no puedo decirle a esos padres de familia que viven angustiados, que Bogotá hoy tiene los recursos suficientes para resolver buena parte de ese problema, pero que en lugar de hacerlo preferimos invertir en una empresa de telecomunicaciones, que tal vez en diez años o veinte años, si le fuera bien, permitiría aumentar a jornada completa.

¡Por favor no me pidan eso!

Son los niños y las niñas de hoy los que necesitan colegio todo el día. No sería ético ni mucho menos democrático decir que los colegios que se necesitan solo se podrán hacer en diez, veinte o treinta años, posiblemente para los hijos o los nietos de nuestros niños hoy.

Esta decisión es responsable con el patrimonio porque consideramos que la inversión en la educación de los niños es mucho más rentable para nuestra sociedad que la inversión en acciones de cualquier empresa, pues permite la ejecución de proyectos de ciudad que darán ganancias en desarrollo humano y que generarán rentabilidad social.

¡Nosotros preferimos la inversión social que la empresarial!

Mientras algunos reclaman seguir arriesgando el patrimonio de los bogotanos en las acciones de una empresa, nosotros preferimos invertir en los niños.
La Fundación de Bill Gates, sostiene que cada peso invertido en un niño en la primera infancia ahorra entre 7 y 21 pesos a la sociedad en el futuro, porque esos niños convertidos en adultos tienen mejores y efectivas garantías de inserción en el mercado laboral, e inclusive, lleva al Estado a tener un ahorro del gasto en seguridad.

Estas cifras me reafirman la convicción que siempre he tenido. La prioridad en el uso de los recursos públicos debe ser los colegios, los hospitales, la seguridad, los parques, y no las inversiones empresariales de riesgo.

2. EL ESTADO CONTEMPORÁNEO Y LA PRESTACIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS. LA ETB COMO PRESTADORA DE SERVICIOS PÚBLICOS.

El Estado tiene la obligación de garantizar que los ciudadanos tengan acceso a los servicios públicos de la mejor calidad y con el menor costo posible.

La venta de las acciones del Distrito en la ETB es consistente con esa premisa.
¿Recuerdan que en 1.884 la ETB comenzó siendo una empresa privada? Así se mantuvo durante 48 años.

En 1.932, por decisión del Concejo, pasó a ser administrada por la ciudad, pues había descontento por el aumento de las tarifas debido a las altas inversiones que requería la prestación del servicio.

En esa época la ETB era un monopolio, era la única empresa de su tipo en la ciudad. Si el Estado no prestaba el servicio de telefonía, no había quién lo garantizara.

3. EL MERCADO DE LAS TELECOMUNICACIONES Y LA SITUACIÓN FINANCIERA DE LA ETB.

Las telecomunicaciones han sido uno de los sectores de mayor innovación tecnológica en las últimas décadas. Los jóvenes de hoy no se acordarán pero todavía en 1990 cuando la ETB era un monopolio en Bogotá, la mayoría de la población no tenía teléfono y se requerían toda clase de influencias y con frecuencia años de espera para acceder a una línea.

La revolución tecnológica en las telecomunicaciones cambió todo esto. Aparecieron cada vez más empresas prestadoras del servicio.

Esta evolución llevó a la democratización que dio acceso al servicio de telecomunicaciones a la inmensa mayoría de la población.

Los ciudadanos pudieron acceder al servicio de telefonía y tuvieron cada vez más servicios y mejores tarifas.

Pero la evolución tecnológica también llevó a la aparición de múltiples prestadores del servicio, en su mayoría privados, aún en países donde había gigantescos monopolios públicos en la telefonía como era el caso de los países europeos.

Hoy en nuestra región; Chile, Argentina, Brasil, Perú y Ecuador el mercado de las telecomunicaciones está integrado por empresas de composición prácticamente en un 100% privada. En el caso de México, de cuatro empresas únicamente una –Telmex- tiene participación pública y es menor al 2%. Y esto no es solo en el mercado latinoamericano.

En Europa, donde había empresas públicas gigantescas en la telefonía, todas se abrieron a la inversión privada: la Deutsche Telekom empresa Alemana tiene el 68% de capital privado y Orange en Francia el 87.%.

Telecom en Italia y Portugal, Telefónica en España y Vodafone Group en el Reino Unido, tienen capital 100% privado.

Con la enorme evolución tecnológica de los últimos años, la llegada de la telefonía celular, el internet, ya no estamos hablando de teléfonos, sino de tecnologías de la información; y de inversiones billonarias que los Estados no están en capacidad de hacer no sólo por su monto, sino por el enorme riesgo involucrado en un mercado cada vez más competido.

El riesgo surge no sólo de la competencia de enormes empresas de talla mundial, sino del cambio tecnológico que puede hacer obsoletas en un tiempo muy corto las inversiones que se hagan.

Las inversiones lograron que el mundo pasara de 400 millones de usuarios de internet en el año 2000 a 3.200 millones de usuarios a finales de 2015.

Precisamente, para tratar de mantenerse en un mercado tan dinámico, la ETB emprendió en 2012 el plan de fibra óptica y TV para ofrecer internet de banda ancha a mayor velocidad, televisión y telefonía.

Para esto, la ETB invirtió 2,3 billones de pesos. Tristemente, la situación financiera de la compañía no mejoró y no logró el número proyectado de usuarios que permitiera al menos avanzar en la recuperación de las inversiones.

El resultado financiero esperado para las inversiones en fibra óptica eran utilidades acumuladas de $523 mil millones de pesos al final de 2015, pero, en la realidad, generó pérdidas de $3 mil millones de pesos al final de 2015.

Su participación en telefonía fija, su mercado original y su fortaleza, se redujo de 73% en 2010 a 54% en 2015.

En internet pasó del 50% al 34% en el mismo periodo de tiempo.

Al final de 2015 la ETB había hecho inversiones para atender en fibra óptica a 1,2 millones de hogares bogotanos, pero para esa misma fecha sólo eran usuarios 108 mil clientes. El 9% del potencial.
Los dividendos para el Distrito, desde el año 2.002 presentan una tendencia negativa promedio de - 10% anual hasta el año 2014, que evidencia su incapacidad para generar utilidades en este nuevo entorno de competencia. Desde el 2011, lo que recibió el Distrito en dividendos representó el 3% de su inversión en la ETB, muy por debajo de la inflación. Y este nivel tan bajo de dividendos no estuvo compensado por un incremento en el valor de la empresa.

La situación financiera de la empresa desde el año 2014 ha venido deteriorándose aún más pues la empresa presenta pérdidas crecientes.

Estos números nos demuestran que la ETB ya ha competido en el mercado y los resultados no son positivos.

Sin entrar a analizar cuáles podrían ser las perspectivas futuras de la ETB, lo que evidente es que está en un mercado muy competido en el que tiene que enfrentar algunas de las grandes multinacionales del mundo y que, por lo tanto, la inversión del Distrito en la ETB, es una inversión de alto riesgo.

La alta participación accionaria pública en la empresa, que implica controles políticos del Concejo, de la Contraloría, restricciones legales para la venta de empresas en las que haya hecho inversiones, le generan desventajas competitivas frente a empresas privadas que tienen mucha más flexibilidad para operar.

Dejar pasar este momento podría poner en riesgo recuperar el capital. Ejemplo de esa situación, fue lo ocurrido con Telecom.
Recuerden ustedes que en 1992 se planteó la venta de Telecom. Sin embargo, un paro de 7 días que produjo pérdidas por $350.000 millones de pesos, equivalentes hoy a 2.6 billones, impidió que se llevara a cabo.

La no toma de decisión en aquel momento conllevó que, a comienzos de la década del 2000, la crisis de la compañía causara su liquidación y se terminara vendiendo por un valor que no alcanzó ni para cubrir las pensiones de los trabajadores.

No se trata de persistir en un error sino de corregir a tiempo.

4. A QUE SE DESTINARÁN LOS RECURSOS PRODUCTO DE LA VENTA

Los recursos que el Distrito obtendrá, en virtud de la autorización impartida por el Concejo mediante el Acuerdo del Plan de Desarrollo Bogotá Mejor para Todos, serán destinados a construir 10 colegios nuevos, modernos, que van a permitir que 24.000 niños en Suba, Engativá, Kennedy, Bosa, Ciudad Bolívar y Usme estudien en jornada completa.

También haremos 8 nuevos jardines infantiles con 3.000 cupos.

Construiremos 6 nuevos hospitales. Estoy seguro de que los habitantes de Usme y Bosa estarán felices con la ampliación de camas hospitalarias en sus localidades.

Haremos realidad el nuevo Simón Bolívar, La Felicidad, el nuevo Santa Clara y el nuevo Materno Infantil.

Esto es posible por la determinación del Concejo consistente en garantizar mejores condiciones en la prestación de salud para los bogotanos.

Miren, actualmente la ciudad cuenta con 13.500 camas hospitalarias para 8 millones de personas, y con esta oportunidad vamos a proporcionarle a los ciudadanos 2.200 camas adicionales.

Esto, entiendo yo, es lo que debe hacer un alcalde que cree en la democracia: dar prioridad a solucionar las necesidades de los ciudadanos más vulnerables.

Además, tendremos 16 centros de discapacidad para atender 1.200 personas.

Un nuevo Centro de Vida para personas mayores de 60 años.

También, los sectores de El Tunal y Fontanar del Río podrán disfrutar de 2 mega centros deportivos y culturales para beneficiar 35 barrios y 38 colegios, con piscinas, auditorios, gimnasios, salas de cine, entre otras actividades que ayuden al desarrollo y a la diversión de los ciudadanos.

Construiremos un Centro de Comando y Control para reforzar la seguridad en la ciudad y brindar tranquilidad a los bogotanos.

A los trabajadores de la ETB, quiero decirles que sus empleos van a estar mucho más seguros en una empresa que tenga más capacidad de competir en el mercado. Los jóvenes trabajadores de la ETB han hecho grandes esfuerzos para vincularse a la empresa y sueñan con hacer carrera allí. Qué mejor oportunidad de hacerlo en una compañía sólida, y no en una frágil. Por eso estoy convencido de que esta decisión les dará mejores oportunidades no solo a los ciudadanos, sino también a los trabajadores de la ETB.

Alrededor de este tema de la venta de las acciones del Distrito en la ETB se han dicho muchas mentiras. Se ha dicho por ejemplo:

- Que produce utilidades de 370 mil millones de pesos anuales. FALSO. La ETB ha dado pérdidas en 2014, 2015 y 2016.

- Que financia bibliotecas: FALSO. No financia ninguna.
- Que financia a la Universidad Distrital. FALSO. ETB no financia ni estudiantes ni aporta recursos a la Universidad Distrital

La UD hoy es propietaria del 2% de las acciones porque en mi condición de Alcalde, hace 18 años, entregamos el 1,7% y en el 2016 con el apoyo del Concejo incrementamos este porcentaje al 2%.

La UD podrá vender este porcentaje como parte del proceso de enajenación de las acciones de la Alcaldía y hacer inversiones importantes que requiera o mantenerlas si así lo desea.

- Que la ETB regula las tarifas de la telefonía fija y celular. ABSOLUTAMENTE FALSO. ETB no tiene autoridad regulatoria, y ni siquiera la CRC regula tarifas de telefonía fija y celular.

- Además, como la ETB sólo genera 6% de los ingresos de los 4 grandes operadores, no tiene mucho efecto en los precios de la telefonía fija y celular.

- Que provee internet a colegios públicos. ENGAÑOSO. Algunos colegios públicos usan internet ETB y pagan como cualquier usuario, otros colegios tienen otros operadores de internet, por lo cual también pagan.

- Que la ETB podría proveer internet subsidiado a sectores populares. FALSO. Quiero destacar que la ETB, en su condición de empresa con socios privados, no puede subsidiar ningún tipo de servicio pues estaría

violando la ley, perjudicando los socios minoritarios.

CONCLUSIÓN

Bogotanos, estamos convencidos que la decisión que tomamos y que respaldó con valentía la mayoría de este Concejo es la mejor y la más responsable.

Repito una vez más:

Aunque algunos prefieran seguir arriesgando el patrimonio de los bogotanos con inversiones en acciones en una empresa, nosotros preferimos invertir en los niños.

¡Nosotros preferimos la inversión social que la empresarial!

Twitter: @Bogota
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá

Veedruría distrital Procudarudia general de la nación Personería de Bogotá Contraloria general de la republica Contraloria distrital

Síganos en nuestras redes:

Reciba noticias del alcalde

Contáctenos | Términos de uso

2017 Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. Todos los derechos reservados