Gurú mundial del urbanismo aplaude visión y avances de la Alcaldía Peñalosa

Hablar de Jeff Speck es hablar de ciudades ‘caminables’. Su obsesión por pensar, construir y transformar ciudades para que sus habitantes se bajen del carro y prefieran atravesarlas a pie, lo convirtieron en un referente internacional.

Este estadounidense es urbanista y defensor internacional de las ciudades transitables, admirador del modelo de ciudad de Enrique Peñalosa y un convencido de los sistemas de transporte público por encima del uso de carro particular. Como diseñador y planificador urbano, Speck sostiene que las urbes más adecuadas son aquellas en las que los ciudadanos tengan la posibilidad de caminar y pedalear para hacer sus actividades diarias.

Como invitado al Octavo Congreso de Movilidad y Transporte 2018 que se realizó en Bogotá, Speck compartió su visión de urbanismo.

¿Cuéntenos por qué es importante apuntarle a ciudades caminantes?

Las ciudades que hacen inversiones para ser más caminables son ciudades que tienen un mejor futuro. Dedican esfuerzos a asuntos como medir la calidad de vida y están enfocadas en una infraestructura que no se basa en los automóviles.

Cuando una ciudad se diseña dándole prioridad al uso de vehículos particulares, en vez de caminar, pedalear y transitar en transporte público, es una ciudad menos saludable, menos fuerte económicamente y genera más daño al medio ambiente.

Así que si nos importa la sostenibilidad, la salud y la economía, mejor invertir en ciudades que sea más caminables.

¿Qué hay que tener en cuenta si se quiere lograr una ciudad más caminaba?

Para lograr un ambiente donde el ciudadano tenga la opción de caminar, se deben tener en cuenta cuatro factores en simultáneo: utilidad, seguridad, comodidad y que sea interesante.

La utilidad tiene que ver con dos cosas: uso mixto y tránsito. Se debe proveer a cada comunidad espacios donde la gente pueda caminar satisfactoriamente con un entorno agradable. Pero para satisfacer la vida diaria de todos es importante que los distintos espacios caminables estén unidos por medio del transporte público.

La segunda categoría, caminar seguro, no tiene que ver tanto con el tema de criminalidad, sino con accidentalidad. En Estados Unidos las causas de lesiones y muertes se deben en gran parte a gente atropellada o accidentada que va dentro de los carros. Y no hablo solo de la seguridad de los peatones, también de ciclistas y conductores. Cuando haces una ciudad segura para ciclistas y peatones es cuando la gente se anima a caminar y moverse en bicicleta.

El tercer factor, comodidad, tiene que ver más con el diseño. Necesitamos pensar en espacios públicos como si fueran la sala de nuestra casa, pero al aire libre, donde la gente se sienta cómoda. Para lograrlo es necesario crear espacios que no sean aburridos, ni planos, ni con extensas paredes blancas. Si tienes espacios aburridos o espacios grandes para parquear, lo que haces es darle a la gente la opción de manejar, y en cuanto tengas más gente manejando tienes una sociedad que no le sirve a quienes no tienen carro. Queremos ciudades que provean caminatas interesantes, confortables y útiles.

¿Bogotá es una ciudad que cumple como ciudad caminaba?

Estadísticamente Bogotá es una de las ciudades más caminables en esta parte del mundo. Francamente su sistema de buses hace ver otros sistemas de buses como una vergüenza. El porcentaje de personas acá que prefiere usar la bicicleta para ir y venir a trabajar es tanta que hace ver mal a Estados Unidos en ese sentido. Por ciertas medidas Bogotá ya es una ciudad caminable. Pero aún pueden hacer más para que la ciudad sea más caminable y más ciclística.

En ese sentido las propuestas y planes que el alcalde (Enrique Peñalosa) mostró para expandir la red de buses y la red de bicicletas, realmente, en mi experiencia, les va a permitir volverse una ciudad en la que la gente que no maneja tenga una mejor calidad de vida.

¿Cree que el plan de urbanismo de Peñalosa está bien encaminado?

De hecho me siento inspirado por la presentación que mostró el alcalde. Yo ya lo he visto exponer en ocasiones anteriores y lo conozco de antes, y para mí ha sido un héroe por muchos años. Honestamente me inspiró para entender cómo debe ser una red de buses y una red de bicicletas. Le aplaudo que piense en una interacción en donde todos (peatones, ciclistas, usuarios del transporte público y conductores) compartan los mismos kilómetros, con buen acceso. La infraestructura para bicicletas (en Bogotá) está dentro de las calles, o mejor, a lado de las calles, pero independientes a las calles.

¿Qué opinión le merece TransMilenio como sistema?

Me he interesado por este sistema durante muchos años, empezando por la primera Alcaldía de Peñalosa. He escuchado de este sistema en muchos círculos donde se aborda el tema de planeación. El primer modelo que escuchamos fue el de Curitiba. Y asumo que el de acá tomó un poco de ese modelo, pero pareciera que el de Bogotá supera ese en términos de servicio y funcionalidad. Así que estoy impresionado.

Bogotá finalmente tendrá Metro, ¿cómo ve la entrada de este sistema a nuestra ciudad?

Una línea de tren puede mover más gente más rápido que una línea de bus. Es un análisis de costo beneficio. Hay que preguntarse cuánto más cuesta un tren que un bus, cuánta gente más puede cargar un tren que un bus, qué tan rápido se mueve uno y otro. Creo que si hablamos de buenos sistemas yo tendría los dos: los sistemas más efectivos del mundo tienen más trenes porque fueron construidos años atrás, en momentos en que era más viable hacerlo. Pero un número limitado de trenes se compensa con líneas de buses eficientes. Esto me hace pensar que la distinción entre buses y trenes no debe ser tan importante.

Veedruría distrital Procudarudia general de la nación Personería de Bogotá Contraloria general de la republica Contraloria distrital

Síganos en nuestras redes:

Reciba noticias del alcalde

Contáctenos | Términos de uso

2017 Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. Todos los derechos reservados