Para la Alcaldía de Enrique Peñalosa, la movilidad inteligente es una prioridad. Por eso, desde enero, avanza una consultoría que estructurará el Sistema de Semáforos Inteligentes de Bogotá.

Este nuevo sistema permitirá modernizar la red semafórica actual, la cual fue configurada a finales de 1970 y principios de la década de 1980. Esta red controla 1.357 intersecciones con semáforos en la ciudad y cuenta con tres centrales de semaforización.

Bogotá podrá contar con una operación semafórica centralizada, que a través de una red instalada de sensores haga mediciones directas al tránsito en tiempo real.

Por su antigüedad, no permite implementar una operación semafórica acorde con las últimas tendencias tecnológicas.

Con el nuevo sistema, Bogotá podrá contar con una operación semafórica centralizada, que a través de una red instalada de sensores haga mediciones directas al tránsito en tiempo real y que tome decisiones para adaptar los tiempos de los semáforos acordes con las demandas de tráfico que se detecten.

A finales de este año, la Alcaldía Peñalosa iniciaría el reemplazo de la red por semáforos de última tecnología, que tienen cámaras y detectores de tráfico, que dan los tiempos de verde de acuerdo con el tráfico en ese momento y tendrían una reserva de energía en caso de presentarse algún problema.


Se estima que la implementación de la moderna red tendría un costo de $230.000 millones.

Con este sistema se podrá dar prioridad de paso al transporte público en algunos sectores de la ciudad y a los vehículos de emergencia.

Así mismo, los usuarios de las vías podrán experimentar una disminución de los tiempos de viaje en las zonas o corredores definidos, menores detenciones por semáforos en rojo, menor grado de contaminación por arranque y paradas vehiculares y menores tiempos de espera promedio en intersecciones semaforizadas.

La consultoría definirá, a finales de 2017, luego de los once meses de ejecución de la misma, el número de semáforos inteligentes que requiere la ciudad y las zonas o áreas donde deben funcionar.

Ciudades como Barcelona, Berlín, Copenhague, Londres, Madrid y Moscú en Europa, Nueva York y São Paulo en Las Américas ya cuentan con Sistemas de Semáforos Inteligentes.
El costo de la consultoría que estructura el proyecto es de $5.499 millones.