La creación de los Centros de Atención Prioritaria en Salud (CAPS) se convirtió en una de las principales estrategias de la Alcaldía para reducir el hacinamiento en los hospitales, que en algunos casos llegaba al 250 por ciento cuando llegó la Alcaldía Peñalosa.

Los CAPS fueron concebidos para que presten servicios de medicina general, consulta prioritaria, especialidades, toma de muestras y atención de enfermedades respiratorias agudas.

De ahí que el año pasado se pusieron en funcionamiento 10 CAPS, en los cuales han sido atendidas más de 40.000 personas, lo que contribuyó a bajar en un 116 por ciento los niveles de congestión, especialmente en los hospitales del sur de la ciudad donde se reportaban las mayores aglomeraciones de pacientes los fines de semana.



Por eso, este año, se trabaja en el diseño y la adecuación de otros 8 CAPS, los cuales estarán distribuidos en las siguientes localidades:

-Caps Diana Turbay, en Rafael Uribe -Caps La Mexicana, en Kennedy -Caps 29 Kennedy, en Kennedy -Caps Meissen, en Ciudad Bolívar -Caps Danubio, en Usme -Caps Pablo VI Bosa, en Bosa -Caps 1° de Mayo, en San Cristóbal -Caps La Granja, en Engativá

Estos centros fueron concebidos para que presten servicios de medicina general, consulta prioritaria, especialidades, toma de muestras y atención de enfermedades respiratorias agudas.

En Bogotá ya entraron en operación los siguientes 10 Centros de Atención Prioritaria en Salud:

-En el sur: Candelaria I y Tunjuelito I. -En el Suroccidente: Zona Franca y 29 Kennedy. -En centro oriente: Olaya, Altamira, Santa Clara y Complejo Hospitalario San Juan de Dios. -En el Norte: Suba y San Cristóbal Norte.

Caps en Bogotá Los Caps permiten una atención intermedia e inmediata. Para que los ciudadanos sean atendidos no se requiere cita previa.


Con la apertura del Hospital San Juan de Dios, tras una inversión que ascendió a 8.000 millones de pesos, la Alcaldía Peñalosa adecuó en el complejo dos modernos CAPS, lo que ha permitido atender mensualmente a unas 14.000 personas.

El primero, que ya está en funcionamiento, cuenta con un área de 915 metros cuadrados, amplias zonas de espera, áreas administrativas y 19 consultorios para especialidades como anestesia, cardiología, ginecología, medicina interna, fisiatría, reumatología y oftalmología, entre otras.

Y el segundo, que está a punto de entrar en servicio, a cargo del Instituto Nacional de Cancerología, tiene un área de 1.293 metros cuadrados para la atención ambulatoria de pacientes oncológicos.

La meta es construir 40 CAPS durante la presente administración. Hay muchas razones y hechos para creer que la salud en Bogotá va por buen camino.