Con la creación del Instituto de Protección y Bienestar Animal, el alcalde Enrique Peñalosa reafirmó su compromiso con la protección y el cuidado de los animales.

De esta manera Bogotá, igualmente, se constituyó en la primera ciudad del país y de América Latina en contar con una entidad que se dedica exclusivamente a brindarle atención integral a los animales tanto domésticos como silvestres.

Esto permitió, por ejemplo, la creación de un servicio de urgencias veterinarias que funciona a través de la línea 123 para atender accidentes, atropellos y maltratos de perros y gatos que no cuentan con un hogar.

Microchips para identificar a perros y gatos en caso de pérdida, hacer seguimiento médico y castigar a quienes los abandonen, uno de los avances en los que se trabaja este año.

A diario se están recibiendo entre tres y cinco llamadas para socorrer a estos animalitos que viven en la calle y que son los más vulnerables

El programa brinda atención integral para el animal y presta los siguientes servicios: consulta médica, hospitalización, unidad de cuidados intensivos, tratamientos médicos, cirugía especializada, laboratorio clínico veterinario, entre otros.



El Instituto, por su parte, se enfocará en tres áreas estratégicas: la atención integral a la fauna, la participación y educación ciudadana y la investigación y gestión del conocimiento en protección y bienestar animal.

Y es que por primera vez, en muchos años, el cuidado de los animales en la capital del país se convirtió en una prioridad. De hecho, está prevista una inversión histórica para cumplir con este propósito: $80.000 millones. de pesos.

Con dichos recursos se construirá este año la Casa de Acogida de los Animales, se reconstruirá el Centro de Flora y Fauna Silvestre y se ejecutarán las 16 metas priorizadas de la Política Pública de Protección y Bienestar Animal.

También, por primera vez, se creó la ruta contra el maltrato animal y se capacitó a los alcaldes locales, ediles, inspectores de Policía, bomberos, operadores de la Línea 123 y representantes de entidades en la aplicación de la Ley Sobre Maltrato Animal (1774).

bienestar animal, protección animal, IDPYBA En diciembre pasado el alcalde Enrique Peñalosa firmó el decreto 546 de 2016 que le dio vida al Instituto de Protección y Bienestar Animal.


Además se reformuló la estrategia de adopción de animales del Distrito y se continúan realizando jornadas de adopción en Zoonosis, logrando que más de 1.000 gatos y perros encontraran un hogar.

Finalmente, se trabaja en una plataforma que entrará próximamente en funcionamiento y en la que se registrarán los datos de perros y gatos con microchips para identificarlos en caso de pérdida, hacer seguimiento médico y castigar a quienes los abandonen. Y que permitirá dotar y capacitar al personal de los CAI con lectores de identificación.

Sin duda, Bogotá se está convirtiendo en un referente en temas de protección animal.