Esto no es una promesa, es un hecho: por primera vez en la historia, el impuesto predial bajó para más del 60% de habitantes de estratos uno y dos en Bogotá.

Desde 2017 el predial se cobra por avalúo catastral y no por estrato, lo que quiere decir que en realidad se cobra por el valor de la vivienda y no por la zona en la que esté ubicada.
Gracias a una reforma que impulsó el alcalde Enrique Peñalosa, el cobro del impuesto predial es más justo para todos los ciudadanos y bajó para quienes más lo necesitan.

Desde 2017 el predial se cobra por avalúo catastral y no por estrato, lo que quiere decir que en realidad se cobra por el valor de la vivienda y no por la zona en la que esté ubicada. El Distrito encontró que hay lujosas viviendas ubicadas en estrato 3, que deberían estar pagando un impuesto predial mucho más alto y por eso el importante cambio, que será más justo para todos.

impuesto predial Mirto Vargas muestra con alegría las rebajas de las que se benefició con los ajustes en el pago del impuesto predial.


Así las cosas, al 70% de los habitantes de estrato 1 y al 60% de los habitantes de estrato 2 les bajó el cobro, esto es 600.000 familias beneficiadas con un predial más acorde a su capacidad de pago.

Pero hay más buenas noticias: desde este año los ciudadanos no tienen que conseguir el monto total del cobro para pagarlo de una vez, y pueden hacer los pagos por cuotas sin intereses.

Quienes deseen hacerlo deben avisar a la Secretaría de Hacienda su interés de pagar en diferentes plazos, y deben comprometerse a cumplir con las fechas.

La primera cuota la tienen que pagar el 12 de mayo, la segunda el 14 de julio, la tercera el 15 de septiembre y la cuarta el 17 de noviembre, lo que significa que tienen más de dos meses entre cuotas antes de hacer el pago completo. Otro de los buenos cambios que trajo la reforma de la Alcaldía Peñalosa es que el valor del impuesto no podrá crecer más del 20 por ciento entre un año y otro. La simplificación tributaria determinó topes claros que buscan proteger el bolsillo de los contribuyentes y acabar con las alzas desmedidas del pasado.