Los ciudadanos han estado esperando durante décadas la construcción del Metro de Bogotá, que esté a la altura de sus necesidades y que haga parte fundamental de un sistema de transporte articulado y que sirva a la mayor cantidad posible de ciudadanos. La buena noticia es que este año ya se están dando pasos firmes hacia ese propósito.

La Alcaldía de Enrique Peñalosa confirmó que en el segundo semestre de 2017 se abrirá la licitación para la construcción de la primera línea del Metro de Bogotá, que tendrá 25 kilómetros de recorrido y 15 estaciones.

El metro elevado movilizará a un millón de pasajeros diarios, el doble de lo que iba a mover el metro bajo tierra.


Metro en Bogota El pasado 6 de abril el Gobierno Nacional anunció la inclusión del Metro en obras de interés estratégico.


Los 23 trenes con los que empezará la operación tendrán 148 metros de longitud, con capacidad para 1.800 pasajeros, lo que significa que podrá movilizar a 68.000 ciudadanos, aproximadamente, hora sentido.

Los trenes arrancarán su recorrido en el portal de Las Américas e irán hasta la calle 72 con Caracas, por un costo de 13,7 billones de pesos. El metro elevado, además, movilizará a un millón de pasajeros diarios, el doble de lo que iba a mover el metro bajo tierra. ¿Por qué? Porque en el nuevo proyecto está planteado que 10 estaciones estén conectadas con TransMilenio, que servirá como alimentador.

Adicionalmente, el gerente de la empresa Metro, Andrés Escobar, ya se ha reunido con tres importantes bancos para garantizar los créditos necesarios que anticipen las vigencias futuras, y con eso tener listos los dineros para la financiación del proyecto.

Metro en Bogota La obra de infraestructura más grande que se va a hacer en la historia del país va marchando bien y va a ser una realidad.


Los bancos que podrían apoyar la financiación de esta obra clave de movilidad son el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF).

En el primer semestre de 2017 se empezará una labor muy importante, y es la socialización del proyecto con las comunidades que se verán directamente beneficiadas. El propósito es que los ciudadanos se enteren cómo va a ser el proceso para construirlo y los grandes beneficios que van a tener al estar tan cerca del sistema.

De otro lado, este año el Metro recibirá un gran aporte para su futura construcción y es que se empezará la compra del primer paquete de predios. Las empresas de servicios públicos también se comprometieron a adelantar el traslado anticipado de redes que puedan eventualmente interferir, demorar o encarecer la obra cuando ya esté en construcción en 2018.

Metro en Bogota Con gerencia, técnica y un extraordinario equipo, avanzamos con el Metro.