Localidad de San Cristóbal

Martes, Enero 27, 2015 - 00:20

En el módulo 1 del SuperCADE 20 de julio, hace presencia la Secretaría Distrital de Planeación que otorga el documento que certifica el estrato...

Lunes, Enero 19, 2015 - 00:05

Con 80 cupos para la atención de niños y niñas, hijos e hijas, en su gran mayoría de madres adolescentes cabeza de hogar, el alcalde Mayor de Bogotá,...

Desde hoy inscríbase gratuitamente a los 'Talleres de Escrituras Creativas Ciudad de Bogotá 2015'
Jueves, Enero 15, 2015 - 00:08

La Alcaldía Mayor de Bogotá, a través de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte (SCRD) y la Gerencia de Literatura del Instituto Distrital de las...

Martes, Enero 6, 2015 - 00:20

Los decomisos y destrucción de pólvora en Bogotá y los controles focalizados en varias localidades de Bogotá siguen permitiendo la incautación de material...

Miércoles, Diciembre 31, 2014 - 00:05

El sahumerio para ahuyentar las malas energías; los baños de hierbas, las flores amarillas y las espigas de trigo que simbolizan la abundancia, son entre...

Páginas

Subscribe to San Cristóbal

Reseña Histórica

La ciudad de Bogotá, a comienzos del siglo XX, llegaba tan sólo dos cuadras al sur de la iglesia de Las Cruces, localizada en lo que hoy es el Centro Histórico. En los terrenos aledaños al río Fucha había molinos de trigo y maíz que funcionaban con la fuerza hidráulica del Río; en esa misma zona existían algunos centros artesanales e industriales de pólvora, naipes y loza, que generaban empleo y actividad.

Hacia el suroriente, bordeando la falda de la cordillera, camino a la población de Ubaque, solamente haciendas sabaneras como La Milagrosa y La Fiscala ocupaban el territorio. Entre 1890 y 1905 nace el primer asentamiento residencial periférico localizado alrededor de las haciendas, llamado San Cristóbal. En principio estaba desarticulado de la estructura central urbana que conformaba Bogotá, entre 1915 y 1920, se consolidó lo que dio inicio a un crecimiento de la ciudad hacia el suroriente. El primer barrio obrero de la ciudad, impulsado por la comunidad religiosa de los jesuitas, fue San Francisco Javier.

Hacia 1920 se creó el barrio 20 de Julio y en los años cuarenta surgieron barrios como Vitelma, Santa Ana, Santa Inés y Sudamérica. Después del periodo de violencia partidista que se vivió entre 1948 y 1958, por aproximadamente 20 años, los índices de población aumentaron vertiginosamente en el sur oriente de Bogotá; la falta de preparación de las comunidades para orientar su propio desarrollo se hizo evidente con esa situación. Nuevos asentamientos espontáneos surgieron en respuesta a la necesidad de vivienda que tenían los inmigrantes y desplazados de otras regiones del país como Cundinamarca, Boyacá, Tolima y Santander. En este periodo aparecieron barrios como Buenos Aires, Sosiego, San Isidro, Bello Horizonte y Córdoba. Los problemas que se presentaron en ese momento fueron: la invasión ilegal de tierras, la construcción de vivienda, la necesidad de servicios públicos básicos en terrenos no aptos para edificar y el aumento de la población necesitada de empleo que vía en condiciones de pobreza y miseria.

Los nuevos habitantes eran en su mayoría campesinos desplazados por la violencia y personas de provincia que llegaron a la ciudad en busca de mejores oportunidades de vida y de trabajo; su procedencia y las actividades a las que se dedicaron, así como la transformación y desarrollo del espacio urbano que lograron con el tiempo, son factores determinantes para comprender la situación actual de San Cristóbal.

Durante la década de los ochenta, la situación general se mantuvo estable; siguieron llegando colonos de la provincia a instalarse en barrios de origen ilegal, pero no se vivieron cambios radicales en el desarrollo urbano ni administrativo de la zona. Esta fue también una época de preparación para abordar los problemas que llegaron en los años noventa: el aumento del desempleo, los procesos masivos de urbanización ilegal en zonas de alto riesgo, la delincuencia común y la drogadicción, problemas que se originaron en la falta de planeación que tuvo el proceso de desarrollo en esta zona y que obligaron a replantear las políticas sociales del gobierno local como objetivo principal y complemento del ordenamiento físico del suelo.

La Constitución de 1991 le dio a Bogotá el carácter de Distrito Capital y la Ley 1a de 1992 reglamentó las funciones de las Juntas Administradoras Locales (JAL), de los fondos de desarrollo local y de los alcaldes locales y así determinó la asignación presupuestal. Mediante los acuerdos 2 y 6 de 1992, el Concejo Distrital definió la cantidad, la jurisdicción y las competencias de las JAL. La localidad de San Cristóbal, que se creó bajo esta normativa, conservó sus límites y nomenclatura, comenzó a ser administrada por el alcalde local y la junta administradora local, compuesta por once ediles. El Decreto Ley 1421 determinó el régimen político, administrativo y fiscal por el que se han regido las localidades del Distrito hasta la fecha.