Historia del poblamiento de Engativá

La denominación chibcha "inga-tiva" es una palabra compuesta, que significa según algunos "tierra del sol" y para otros "señor de lo ameno o sabroso".

El nombre original era ingá o ingativá adaptándose luego al español.

Fue fundada en 1537 y como muchos lugares fue centro de duros enfrentamientos entre nativos y conquistadores.

Su primer encomendero fue Diego Romero de Aguilar, y el cura dominico Juan López su primer doctrinero, en 1556.

En 1683, fue erigida la parroquia de Engativá; a partir de 1737 fue objeto de peregrinaciones al santuario de Nuestra Señora de los Dolores.

Con la independencia, los resguardos indígenas fueron abolidos, se eliminó la propiedad comunitaria de la tierra y se repartió en forma individual.

El resguardo de Engativá fue distribuido junto con el de Bosa, Soacha, Fontibón, Cota y Zipacón, entre 1856 y 1858.

Los indígenas pasaron a ser peones de jornal y muchos fueron lanzados a la miseria y mendicidad.

La población contaba entre sus tierras con muchos arroyos, quebradas y lagunas, siendo el río Funza o Bogotá la fuente mayor, "de donde sus pobladores, hasta hace unos 35 años podían surtirse del agua para los quehaceres del hogar, nadar e ir de paseo o simplemente recrearse en su paisaje"'.

Las tierras eran de una inmensa fertilidad y las aguas ricas en peces como truchas, capitanes y sardinatas.

En su momento de municipio independiente, el pueblo de Engativá distaba 17 kilómetros de Bogotá y tenía 37 kilómetros cuadrados de superficie.

En 1954, su población no superaba los diez mil habitantes y se dedicaba a la agricultura y ganadería. El municipio estaba conformado por once veredas.

Anexado al Distrito Especial en 1954, fue sólo después de 1969 que contó con servicio de agua domiciliaria y con centro de salud.

En época más reciente, mediante el acuerdo 8 de 1977, fueron fijados los límites de la localidad, conjuntamente con otras once; en 1992 se le da mayor soporte jurídico por parte del Concejo distrital que divide la ciudad en veinte localidades, con base en la ley 01 de 1992.

El desamparo del sector del antiguo pueblo de Engativá es evidente, pues se continúa con el déficit en el servicio de acueducto en la mayoría de barrios, como también con inconvenientes en la disposición de residuos sólidos.

El resto de la localidad "ha sido jalonada por una clase media pujante, que hizo buena parte de sus viviendas por autoconstrucción. Poco a poco estas viviendas se consolidaron en barrios, y tras muchos ires y venires sus habitantes tuvieron acceso a servicios públicos"

*  Tomado de "Diagnósticos Locales con Participación Social" de la Secretaría de Salud del Distrito, facilitado por el Archivo Distrital

Veedruría distrital Procudarudia general de la nación Personería de Bogotá Contraloria general de la republica Contraloria distrital

Síganos en nuestras redes:

Reciba noticias del alcalde

Contáctenos | Términos de uso

2017 Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. Todos los derechos reservados