En Bogotá hay 304 salas acreditadas para que las mamás lacten a sus bebés

“La leche materna es el mejor amor que les podemos dar a nuestros hijos”, así describe María Fernanda Gallo Estupiñán lo que significa para ella la lactancia con su hija Sara Valentina, una pequeña de un año y cinco meses, que asiste al jardín infantil Villa Andrea, en Fontibón.

María Fernanda es una de las mamás que se beneficia de la sala amiga de la familia lactante, un espacio adecuado  para que ella y otras mujeres puedan extraer su leche y amamantar a sus hijos adecuadamente mientras están en el jardín.

“Mi hija entró aquí a los cuatro meses porque yo debía empezar a trabajar, yo vivo muy cerca del jardín entonces decidimos que estuviera aquí”, aseguró María Fernanda.

Aunque tomar la decisión de dejar a su hija en un jardín a tan temprana edad fue difícil, ella nunca perdió el vínculo con su bebé gracias a la leche materna.

“Ella solo tomaba leche materna, entonces yo venía le daba pecho y extraía la que se iba a refrigerar para que estuviera bien. Fue muy bonita la experiencia porque ella lo asimiló muy bien”, indicó.

Además de contar con un espacio con todas las condiciones para lactar a su niña, María Fernanda ha recibido capacitaciones sobre cómo extraer de manera adecuada la leche y los beneficios que esta trae a la salud de los bebés. “Se me ha enfermado una vez y creó que entre más leche materna le he dado, más fuerte ha estado. Ella es feliz, para ella tomar leche de su mamá es una alegría”, expresó.

La experiencia de poder alimentar a su bebé de esta manera, a pesar de las dificultades de tiempo que se pueden presentar, la comparte también Jessica Cuervo, una mamá más que se beneficia de este espacio.

Reconoció la importancia de la lactancia materna desde el día que dio a luz a su hijo Steven Torres, ya que nació prematuro y este alimento era esencial para su crecimiento.

“Desde el hospital me enseñaron a extraerme la leche, porque como él estuvo dos meses en la clínica yo siempre iba a alimentarlo y a dejar la leche para que lo alimentaran”, recuerda.

Darle su leche materna mientras estuvo hospitalizado contribuyó positivamente para su crecimiento y recuperación. “Me decían que si el bebe comía leche materna en vez de una leche de fórmula que le dan en la clínica iba a crecer más rápido y se iba a mejorar  para poderlo llevar a la casa. Y así sucedió”, dijo.

Steven hoy tiene 8 meses y su mamá aprovecha al máximo la sala amiga de este jardín. “Acá uno puede traer la leche ellos la refrigeran y después se la dan al bebé esto es muy bueno.  No hay mejor alimentación para el bebe que la leche materna lo hace más sano, que sea más apegado a la mamá. La leche materna crea un vínculo muy fuerte”, destacó.

El proceso pedagógico de los niños que se alimentan de leche materna es muy bueno, así lo resaltó Julieth Reyes, quien es la docente que lidera la iniciativa de la sala amiga en este jardín.

“Son muchos los avances. En primer lugar son niños que son más despiertos, más habilidosos y desarrollan más rápido su motricidad, son más afectivos y su asistencia es muy buena porque se enferman menos, entonces eso nos ayuda mucho en sus procesos”, manifestó la maestra.

Este espacio es desinfectado todos los días para ofrecer las condiciones óptimas de salubridad a las mamás y los bebés. “Las mamitas vienen a dejar los niños y si ellas quieren en la mañana pueden lactarlos, o tienen cualquier hora del día para venir, la sala siempre está a disposición en el horario del jardín”, afirmó la maestra.

Salas amigas de la familia lactante

En la actualidad Bogotá cuenta con 304 salas amigas de la familia lactante acreditadas, de las cuales 280 funcionan en los jardines infantiles, 23 en entidades públicas y privadas, además de una comunitaria.

La Organización Mundial de la Salud indica que la duración óptima de la lactancia materna exclusiva es de 6 meses y con alimentación complementaria adecuada hasta los dos años o más.

De acuerdo a la última encuesta Nacional de Situación Nutricional en Colombia la mediana de duración de lactancia materna exclusiva está en 1.8 meses.

Bogotá se encuentra por encima de la media nacional según el Sistema de Vigilancia Nutricional (SISVAN), de la Secretaría Distrital de Salud, a corte de 2015 se encontraba en 3 meses.

Beneficios de la lactancia materna para el bebé:

  • Contiene más lactosa.
  • Contiene la cantidad de hierro necesaria.
  • Contiene la cantidad adecuada de sal, calcio y fosfatos.
  • Ayuda a digerir la grasa (lipasa).
  • Contiene taurina (desarrollo cerebro).
  • Proteínas y grasas adecuadas que los bebés necesitan.
  • Protege contra las infecciones.
  • Después de los 6 meses la leche materna continúa siendo una importante fuente de nutrientes.
  • Después del segundo año de vida, la leche materna sigue aportando nutrientes y energía y  contribuye  al desarrollo cerebral que se da hasta los 5 años.

Beneficios de la lactancia materna para la mamá:

  • El útero recupera su tamaño normal más rápidamente, disminuyendo el sangrado postparto.
  • Ayuda a que se recupere la figura, manteniendo una alimentación saludable.
  • Menor riesgo de cáncer de seno y ovarios.
  • Evita la congestión en los senos y sus complicaciones como la mastitis.
  • Favorece el vínculo afectivo entre madre e hijo y mejora la  autoestima de la madre.

Twitter: @ServiCiudadano
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá

Veedruría distrital Procudarudia general de la nación Personería de Bogotá Contraloria general de la republica Contraloria distrital

Síganos en nuestras redes:

Reciba noticias del alcalde

Contáctenos | Términos de uso

2017 Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. Todos los derechos reservados