'Educación de los niños es mucho más rentable que inversión en acciones de cualquier empresa': Peñalosa

- En cabildo abierto, donde fue aplaudido, el alcalde de Bogotá explicó que con la venta de las acciones de la ETB se construirán 10 colegios nuevos, seis modernos hospitales, ocho jardines infantiles, entre otras obras.

“Tenemos dos opciones: ¿Hacemos una ciudad más democrática para todos, donde los recursos públicos se invierten en colegios, hospitales, jardines infantiles y cámaras de vigilancia para mejorar la seguridad, o los invertimos en acciones de una empresa de economía mixta como la ETB, con enormes riesgos en un mercado competitivo?"

Con esta pregunta, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, comenzó su intervención en el cabildo abierto que se programó para debatir el futuro de la ETB.

El mandatario fue enfático en afirmar que la primera opción es la que favorece a millones de bogotanos y les garantiza a miles de niños de los sectores de más bajos ingresos soñar con un futuro mejor.

"Lo más fácil para mí era no hacer nada y no asumir el costo político de esta decisión, pero estoy convencido que es lo responsable porque preferimos la inversión social", dijo Peñalosa.

Por eso, de manera vehemente, el mandatario les recordó a los asistentes que para eso fue elegido, para solucionar las necesidades que más agobian a Bogotá y, en particular, las de los ciudadanos más vulnerables.

“Son ellos los que necesitan una mejor atención en salud o estudiar en jornada completa. Esta es la verdadera obligación de un gobierno democrático. En los últimos diez años en Bogotá se dejaron de hacer inversiones críticas que los ciudadanos necesitan”, recalcó Peñalosa.

Explicó que esa enorme brecha en materia de infraestructura social fue la principal motivación que lo llevó a presentar al Concejo de Bogotá la autorización para vender la participación de las acciones que tiene el Distrito en la ETB.

“Los recursos que el Distrito obtendrá con la venta de sus acciones en la ETB serán destinados a construir 10 colegios nuevos, modernos que van a permitir que 24.000 niños en Suba, Engativá, Kennedy, Bosa, Ciudad Bolívar y Usme estudien en jornada completa. También haremos 8 nuevos jardines infantiles con 3.000 cupos y construiremos seis nuevos hospitales", destacó Peñalosa.

De hecho, el futuro y el bienestar de los niños siempre ha sido una de las mayores preocupaciones del alcalde Peñalosa, desde su primera administración.

"Por favor no me pidan eso. No podemos esperar a 10 o 15 años para construir los colegios que necesitan nuestros niños hoy, así como la jornada completa que los mantendrá todo el día en el colegio lejos de las malas influencias y de la delincuencia”, dijo.

Peñalosa aseguró que la inversión en la educación de los niños es mucho más rentable para nuestra sociedad que la inversión en acciones de cualquier empresa, pues permite la ejecución de proyectos de ciudad que darán ganancias en desarrollo humano y que generarán rentabilidad social.

“Nosotros preferimos la inversión social que la inversión empresarial. La prioridad en el uso de los recursos públicos debe ser los colegios, los hospitales, la seguridad, los parques, y no las inversiones empresariales de riesgo”, dijo.

Cabildo abierto - Foto: Alcaldía Mayor

Un mercado millonario y vertiginoso

Peñalosa explicó que el sector de las telecomunicaciones es uno de de mayor innovación tecnológica en las últimas décadas.

“Los jóvenes de hoy no se acordarán, pero todavía en 1990, cuando la ETB era un monopolio en Bogotá, la mayoría de la población no tenía teléfono y se requerían toda clase de influencias y con frecuencia años de espera para acceder a una línea. La revolución tecnológica en las telecomunicaciones cambió todo esto.

Aparecieron cada vez más empresas prestadoras del servicio lo que llevó a la democratización que dio acceso al servicio de telecomunicaciones a la inmensa mayoría de la población”, precisó.

De hecho, el mercado de las telecomunicaciones en países de la región  como Chile, Argentina, Brasil, Perú y Ecuador está integrado por empresas de composición prácticamente en un 100% privada. En el caso de México, de cuatro empresas únicamente una (Telmex) tiene participación pública, la cual no supera el 2%.

Peñalosa expuso como en Europa empresas públicas gigantescas de telefonía  se abrieron a la inversión privada: la Deutsche Telecom, empresa Alemana, tiene el 68% de capital privado, mientras que  Orange en Francia el 87%. Así como Telecom en Italia y Portugal; Telefónica en España y Vodafone Group en el Reino Unido tienen capital 100% privado.

Explicó que para tratar de mantenerse en un mercado tan dinámico, la ETB emprendió en 2012 el plan de fibra óptica y TV para ofrecer internet de banda ancha a mayor velocidad, televisión y telefonía, en la cual invirtió 2,3 billones de pesos. Pero que tristemente la situación financiera de la compañía no mejoró y no logró el número proyectado de usuarios que permitiera al menos avanzar en la recuperación de las inversiones.

De ahí que el resultado financiero esperado para las inversiones en fibra óptica eran utilidades acumuladas de 523.000 millones de pesos al final de 2015, pero, en la realidad, generó pérdidas de 3.000 millones de pesos al final del mismo año.

Al mismo tiempo que su participación en telefonía fija, su mercado original y su fortaleza, se redujo de 73% en 2010 a 54% en 2015. Mientras que en Internet pasó del 50% al 34% en el mismo periodo de tiempo.

Fue así como a finales de 2015 la ETB había hecho inversiones para atender en fibra óptica a 1,2 millones de hogares bogotanos, pero se llegó con el servicio a 108.000 clientes. Es decir, al 9 por ciento del potencial.

“Los dividendos para el Distrito, desde el año 2002, presentan una tendencia negativa promedio de -10% anual hasta el año 2014, que evidencia su incapacidad para generar utilidades en este nuevo entorno de competencia. Desde el 2011, lo que recibió el Distrito en dividendos representó el 3% de su inversión en la ETB, muy por debajo de la inflación. Y este nivel tan bajo de dividendos no estuvo compensado por un incremento en el valor de la empresa. La situación financiera de la empresa desde el año 2014 ha venido deteriorándose aún más pues la empresa presenta pérdidas crecientes”, reveló Peñalosa.

Para el alcalde es un hecho que estas cifras demuestran que la ETB ya ha competido en el mercado y los resultados no son positivos.

Y que sin entrar a analizar cuáles podrían ser las perspectivas futuras de la ETB, lo que es evidente es que está en un mercado muy competido en el que tiene que enfrentar grandes multinacionales del mundo y que, por lo tanto, la inversión del Distrito en la ETB, es una inversión de alto riesgo.

“Aunque algunos prefieran seguir arriesgando el patrimonio de los bogotanos con inversiones en acciones en una empresa, nosotros preferimos invertir en los niños. Nosotros preferimos la inversión social que la inversión empresarial”, puntualizó Peñalosa.

Cabildo abierto - Foto: Alcaldía Mayor

Twitter: @Bogota
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá 

Veedruría distrital Procudarudia general de la nación Personería de Bogotá Contraloria general de la republica Contraloria distrital

Síganos en nuestras redes:

Reciba noticias del alcalde

Contáctenos | Términos de uso

2017 Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. Todos los derechos reservados