Esta es la Escuela Nacional Circo Para Todos que funciona en Bogotá hace dos años

Como una apuesta por los jóvenes en riesgo social y con el objetivo de mostrarles el circo como una alternativa de vida diferente, en Cali nació la Escuela Nacional Circo Para Todos en el año 1995. A Bogotá llegó hace dos años, se instaló en la antigua estación del ferrocarril de La Sabana y trajo a la capital un espacio de desarrollo y nuevas oportunidades para los jóvenes de bajos estratos que viven en la ciudad. Esta es la primera escuela nacional de circo con vocación social en el mundo.

“En la Escuela Nacional se ofrece un programa de formación de cuatro años, casi como una especie de universidad del circo, es un trabajo muy fuerte que requiere mucha disciplina, entrega y compromiso. Los primeros dos años son el ciclo fundamental en donde se ven todas las disciplinas de circo más formación complementaria de teatro, danza, música y expresión artística y corporal”, expresó Luis González, coordinador de proyectos de la Escuela Nacional Circo para Todos.

En los últimos dos años de preparación, de acuerdo a las capacidades desarrolladas por el estudiante, sus habilidades y el concepto que tengan sus maestros y que tenga él de sí mismo, se decide qué especialidad tomará.
“Durante esos dos últimos años es el ciclo de especialización, allí los estudiantes deciden especializarse en una primera disciplina de circo y una secundaria que puede ser de acuerdo a las áreas de interés. Hay cuatro grandes áreas en el circo que son: equilibrios, malabares, aéreo y acrobacia”, explicó el coordinador.

Dentro de las cuatro áreas ya mencionadas hay muchas disciplinas que se pueden trabajar: cuerda volante, trapecio volante, barra rusa, banquina, acrobacia de piso, equilibrio de alambre tenso o de alambre flojo.

Tras culminar su formación en la Escuela y certificarse como profesionales de circo, la entidad trata de ubicarlos, de encontrarles trabajo y de insertarlos en el mercado laboral con condiciones dignas.

Hasta la fecha, Circo para Todos cuenta con un total de 117 egresados, quienes hoy en día se encuentran trabajando en diferentes proyectos alrededor del mundo. Francia, Alemania, Estados Unidos, Inglaterra, Turquía, Japón, Perú y por supuesto Colombia, son algunos de los países en los cuales ejercen estos profesionales.

“Aproximadamente el 20 % de los egresados ha logrado comprar casas a sus familias, ha logrado romper con el círculo de la pobreza y sacar a sus familias de los guetos en los que se encuentran, además de ser un referente para sus hermanos menores, para el entorno de amigos y para la vecindad en la que vivieron en algún momento”, sostuvo González.

Circo para Todos tiene su proyecto principal que es la Escuela Nacional, pero también cuenta con una gran área de desarrollo que son los talleres comunitarios que se desarrollan con distintas actividades en las que se busca reconstruir tejido social y promover los valores y derechos de la niñez y la adolescencia. Con el paso del tiempo, estos talleres se articulan como semilleros para que los niños aprendan las bases fundamentales del circo y puedan aspirar posteriormente a un cupo en la Escuela Nacional.

En la actualidad hay cerca de 30 estudiantes participando en este programa en Bogotá. La Escuela cuenta con seis profesores de varias disciplinas enfocados en diferentes especialidades, hay profesores de acrobacia, de aéreos, de teatro y de danza, más lo que vienen de intercambio de otras escuelas para reforzar la formación de los estudiantes que están en el ciclo de especialización.

Todos los estudiantes son becados en formación, alimentación, vivienda y transporte, la intención que se tiene con esta estrategia es que los jóvenes vean en el circo una posibilidad real de profesionalizarse, por ello, se busca que dediquen la mayor parte de su tiempo en la preparación en la Escuela.

“El año pasado tuvimos tres promociones, recién llegamos los chicos que estaban en el ciclo de especialización se graduaron en Bogotá, y el año pasado salieron dos generaciones más; seis muchachos que se graduaron en la especialidad de barra rusa y banquina, más dos pulsadores que también terminaron y dos artistas ecuatorianos que estuvieron aquí de intercambio y se les dio una doble titulación. Este año se graduarán cerca de 5 estudiantes”, manifestó Luis González.

Dentro de los requisitos que deben cumplir los aspirantes, se encuentran algunas aptitudes físicas específicas, dado que el trabajo de circo es muy físico y tener una buena base es muy importante para el óptimo desarrollo de la formación. Los interesados también deben pertenecer a Sisbén 1, 2 o 3.
“La carpa más grande que tenemos en la Escuela mide alrededor de 1.800 metros cuadrados y la otra tiene 220 metros, además de la casa y las zonas verdes. Estamos trabajando para convertir este espacio en un corredor cultural referente para Bogotá y el país”, expresó.

Ximena Higuera Moreno
Periodista - Alcaldía Mayor de Bogotá

Twitter: @ServiCiudadano
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá

Veedruría distrital Procudarudia general de la nación Personería de Bogotá Contraloria general de la republica Contraloria distrital

Síganos en nuestras redes:

Reciba noticias del alcalde

Contáctenos | Términos de uso

2017 Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. Todos los derechos reservados