Programas de la Alcaldia Mayor

Traducir contenido >

Bogotá Basura Cero

¿Qué es Basura Cero?

Basura Cero es un programa cuyo objetivo es lograr que los residuos sólidos no sean enterrados o incinerados, sino aprovechados y devueltos al ciclo productivo en un 100%.

Basura Cero plantea cambiar la cultura actual de consumo que consiste en "extraer, consumir y descartar" por una cultura del Aprovechamiento fundamentada en un consumo responsable, la separación en la fuente, la reutilización, la reparación y el reciclaje de los bienes de consumo. Para que esto sea posible se requiere una participación ciudadana activa.

¿Cuál es nuestra ruta hacia una ciudad Basura Cero?

  • La apropiación ciudadana del programa Basura Cero.
  • La Construcción de una cultura ciudadana responsable social y ambientalmente.
  • La adecuada separación de los residuos reciclables y entrega a las rutas de recolección selectiva.
  • El reconocimiento e inclusión de la población que desempeña el oficio de reciclaje, como prestadores del Servicio Público de Aprovechamiento, a través de Organizaciones de Recicladores Autorizadas (ORAs).
  • El diseño y aplicación de modelos de negocios y prácticas ambientales adaptadas a las necesidades del Manejo integral de los Residuos sólidos en Bogotá.
  • El establecimiento de "alianzas estratégicas" entre las organizaciones de reciclaje, el sector privado y el sector público.
  • La investigación científica y tecnológica para mejorar la productividad y fortalecer la cadena de valor del sector.
  • El estudio e implementación de alternativas tecnológicas para el adecuado aprovechamiento de los residuos que llegan al relleno sanitario Doña Juana, buscando la reducción de la disposición final.
  • La adecuada disposición de escombros y desechos industriales en plantas de aprovechamiento.

 ¿Cómo podemos ayudar?

  • Desde la casa, nuestro lugar de trabajo, la escuela o la universidad, debemos practicar y promover las 3 R's que consisten en Reducir (donde se incluye el Consumo Responsable), Reutilizar y Reciclar los residuos sólidos que generamos. Además debemos tener en cuenta que hay otras R's adicionales que podemos aplicar: rechazar, reparar y re-diseñar.
  • Tomar conciencia del servicio que presta la población recicladora y de su importancia como recicladores de oficio. Acercarnos al reciclador de nuestra calle e informarnos sobre sus horarios y rutinas de recolección, para luego entregarle nuestros residuos separados apropiadamente. De nuestro compromiso con la 'separación en la fuente' depende su sustento y el éxito de su labor, y al mismo tiempo estamos mejorando la calidad de vida de los ciudadanos.
  • Ser ciudadanos eco-activo: Podemos ayudar a promover esta iniciativa, comprometiendo nuestras ideas y emprendimientos al respecto. No podemos quedarnos esperando, debemos comenzar HOY, y comprometernos HOY. Basura Cero es un proyecto de tod@s y para tod@s.

 ¿Qué tiene que ver la UAESP con Basura Cero?

La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos UAESP es un establecimiento público descentralizado del distrito adscrito a la Secretaría de Hábitat, que tiene por objeto garantizar la planeación, prestación, coordinación, supervisión y control de los servicios de recolección, transporte, disposición final, reciclaje y aprovechamiento de residuos sólidos, la limpieza de vías y áreas públicas, los servicios funerarios en la infraestructura del distrito y el servicio de alumbrado público.

El programa 'Bogotá Basura Cero' se encuentra como uno de los objetivos primordiales a implementar dentro del Plan de Desarrollo de la presente administración, y su responsabilidad está en cabeza de la UAESP.

Basura Cero es una filosofía que ya se ha implementado exitosamente en varios países y que pretende lograr que los residuos ya no tengan que ser enterrados o incinerados, sino aprovechados y devueltos al ciclo productivo en un 100%, mediante el desarrollo de una cultura del consumo consciente y responsable, la reducción en la producción de residuos, la separación de residuos donde se emiten y un servicio de aseo pensado y operado en función de los flujos y procesos del aprovechamiento.

La definición generada por el grupo de planeación de la Alianza Internacional de Basura Cero adoptó la siguiente definición el 29 de noviembre de 2004: "Basura Cero es el objetivo que guiará a las personas de forma ética, económica, eficiente y visionaria, hacia un cambio en su estilo de vida y prácticas, para simular ciclos naturales y sustentables, donde todos los materiales a ser descartados, sean diseñados de forma tal que se conviertan en recursos para el uso de otros.

Basura Cero significa diseñar y administrar los productos y procesos para evitar y eliminar sistemáticamente el volumen y la toxicidad de los desechos y de los materiales, conservar y recuperar todos los recursos y no quemarlos o enterrarlos. La implementación de Basura Cero eliminará todas las descargas a la tierra, agua o aire que signifiquen una amenaza para la salud planetaria"

El corazón del Plan Basura Cero es generar un cambio en la conciencia de cada ciudadano, que nos lleve a entender que los residuos son un recurso potencial, y a pensar cómo podemos usar ese recurso de la forma más eficiente y ambientalmente amigable.

Ya no se trata solo de reciclaje y tratamiento, sino también de un cambio en el diseño de los productos de modo que tengan una vida útil más larga y se produzcan con materiales amigables ambientalmente y reciclables o reutilizables. No es sustentable seguir enterrando papel, metales y vidrio que, si se reciclaran, reducirían la constante destrucción de los bosques, el empobrecimiento de los suelos y el agotamiento de los recursos no renovables. Basura Cero plantea una solución global.

Desde el inicio hasta el final del proceso de producción. Además, incorpora el principio que asegura que los fabricantes son los responsables del producto y de sus envases y embalajes durante todo el ciclo de vida.

El ideal es superar el sistema lineal despilfarrador e ineficiente de "extraer, consumir y descartar" por una cultura que permita preservar los limitados recursos de la Tierra para las generaciones futuras. El éxito de Basura Cero requiere un cambio de pensamiento en cuanto a lo que se conoce o percibe como 'basura'. La 'basura', en el imaginario colectivo, es algo que carece de valor, puesto que ya ha cumplido la función para la cual fue adquirida; sin embargo, el 90% de los residuos que generamos puede ser aprovechado y devuelto al ciclo productivo, evitando de esta forma no solo la acumulación de los residuos, sino también logrando una menor tasa de extracción de materia prima y de recursos renovables y no renovables.

"Es Filosofía de Basura Cero, que si algo no puede ser reutilizado, reparado, reciclado o compostado, las industrias no lo deberían estar produciendo y nosotros no lo deberíamos comprar". Joan Marc Simon.

El cambio que se pretende lograr con Basura Cero no solo tiene que ver con soluciones al final de la cadena, sino que interviene en todo el ciclo de vida de los productos y en la cadena de extracción, producción, distribución, generación, recolección, transporte y disposición final de los residuos.

Son principios orientadores de la filosofía Basura Cero, los siguientes:

  1. Respeto, preservación y renovación de los recursos de la naturaleza.
  2. Responsabilidadextendidadelproductor.
  3. Consumo consciente y responsable.
  4. Conciencia de la huella ecológica: el impacto ambiental de cada una de nuestra acciones.
  5. Concienciadelareducción,reutilizacióny reciclaje de residuos.
  6. Dignificación de la labor del aprovecha- miento de residuos.

El manejo adecuado de los residuos sólidos en el colegio.

Para la gestión de los residuos sólidos en los colegios, es necesario estructurar y consolidar las acciones realizadas o a desarrollar al inte- rior de los mismos, de modo tal que aseguren de una manera fácil y práctica el trabajo. Para ello, la Secretaría de Educación del Distrito, de acuerdo con lo establecido en el Programa Bogotá Basura Cero, ha determinado las siguientes etapas a seguir en el manejo de los residuos sólidos, en las que se integra la gestión y educación ambiental y se articula el trabajo de los Proyectos Ambientales Escolares –PRAE– y proyectos de aula e investigación relacionados con el tema.

Definiciones

Aforo de residuos. Es la actividad que consiste en llevar registro de la cantidad en kilogramos del material potencialmente reciclable discriminado por tipo: papel, cartón, vidrio, metal, plástico, orgánico y otros, o de acuerdo con los parámetros que establezca la Unidad Administrativa Especial Servicios Públicos o la Secretaría Distrital de Ambiente.

Aprovechamiento en el marco de la Gestión Integral de Residuos Sólidos.

Es el proceso mediante el cual, a través de un manejo integral de los residuos sólidos,los materiales recuperados se reincorporan al ciclo económico y productivo en forma eficiente, por medio de la reutilización, el reciclaje, la incineración con fines de generación de energía, el compostaje o cualquier otra modalidad que conlleve beneficios sanitarios, ambientales, sociales y/o económicos.

Aprovechamiento en el marco del servicio público domiciliario de aseo. Es el conjunto de actividades dirigidas a efectuar la recolección, transporte y separación, cuando a ello haya lugar, de residuos sólidos que serán sometidos a procesos de reutilización, reciclaje o incineración con fines de generación de energía, compostaje, lombricultura o cualquier otra modalidad que conlleve beneficios sanitarios, ambientales, sociales y/o económicos en el marco de la Gestión Integral de los Residuos Sólidos.

Reciclador. Persona natural o jurídica que presta el servicio público de aseo en la actividad de aprovechamiento. 

Reciclador de Oficio en condiciones de vulnerabilidad. Persona natural que deriva su sustento y el de su familia del reciclaje de residuos sólidos y que tiene su lugar de residencia en inmuebles clasificados en los estratos 1 o 2.

Residuo sólido o desecho. Cualquier objeto, material, sustancia o elemento sólido resultante del consumo o uso de un bien en actividades domésticas, industriales, comerciales, institucionales y de servicios, que el generador abandona, rechaza o entrega y que es susceptible de aprovechamiento o transformción en un nuevo bien, con valor económico o de disposición final. Los residuos sólidos se dividen en aprovechables y no aprovechables. Igualmente, se consideran como residuos sólidos aquellos provenientes del barrido de áreas públicas

Residuo o desecho peligroso. Es aquel que por sus características infecciosas, tóxicas, explosivas, corrosivas, inflamables, volátiles, combustibles, radiactivas o reactivas puede causar riesgo a la salud humana o deteriorar la calidad ambiental. También son residuos peligrosos aquellos que sin serlo en su forma original se transforman por procesos naturales en residuos peligrosos. Así mismo, se consideran residuos peligrosos los envases, empaques y embalajes que hayan estado en contacto con ellos.

Reciclaje. Es el proceso mediante el cual se aprovechan y transforman los residuos sólidos recuperados y se devuelve a los materiales su potencialidad de reincorporación como materia prima para la fabricación de nuevos productos. El reciclaje puede constar de varias etapas: procesos de tecnologías limpias, reconversión industrial, separación, recolección selectiva, acopio, reutilización, transformación y comercialización.

Recolección. Acción mediante la cual se recogen y retiran los residuos sólidos de uno o varios generadores, efectuada por la persona prestadora del servicio.

Relleno sanitario. Lugar técnicamente seleccionado, diseñado y operado para la disposición final controlada de los residuos sólidos, sin causar peligro, daño o riesgo a la salud pública, minimizando y controlando los impactos ambientales y utilizando principios de ingeniería, para la confinación y aislamiento de los residuos sólidos en un área mínima, con compactación de residuos, cobertura diaria de los mismos, control de gases y lixiviados y cobertura final.