La ruta de Bogotá hacia la cultura ciudadana

El Distrito tiene claro que hay que hacer equipo con todos los ciudadanos para cambiar y mejorar los comportamientos en beneficio común. Y que el camino es, sin duda, la cultura ciudadana.

Ana Maria Araos, investigadora de temas de Cultura Ciudadana, habló con Bogota.gov.co sobre este tema trascendental para Bogotá y sobre la ruta que debería tomar la ciudad.

¿Qué es cultura ciudadana?

En el caso de las ciudades, es un enfoque de políticas públicas que permite lograr cambios deseados de comportamientos a través de la cooperación y el cambio voluntario de los ciudadanos, es una creación colectiva. Trabajar en la cultura es clave en los procesos de cambio.

¿Cómo se da el cambio ciudadano por auto regulación?

Siendo consciente, pero es difícil que las personas individualmente entiendan y transformen sus comportamientos. Por eso la regulación social, la regulación mutua, puede ser más poderosa.

Todos somos ciudadanos en formación, y vernos así nos permite regularnos y enseñarnos mutuamente. Todos deberíamos ser educadores de los demás, los procesos de cultura ciudadana se aprenden por repetición en la vida cotidiana, no en una cátedra. Con la expectativa de que la gente se está comportando mejor, cada uno se empieza a comportar mejor y transformamos las dinámicas de las calles.

Se escucha mucho la expresión: ‘Bogotá es de todos y de nadie’… ¿Eso afecta el amor que sentimos por la ciudad?

El amor por la ciudad no depende del origen. A veces las narrativas en Colombia tienden a culpabilizar a los que no son de aquí de los problemas y no sólo en Bogotá, así pasa en distintas regiones. El reto de lograr pertenencia tiene que ver con el liderazgo. La cultura ciudadana propone un estilo de liderazgo, basado en comunicación intensificada que significa un diálogo muy activo, honesto y abierto, entre la ciudadanía y los gobernantes.

¿Eso qué quiere decir?

Que ese liderazgo da reconocimiento a que alguien está gobernando por el bien común. Por otro lado está el tema de la corresponsabilidad: cuando un líder transmite que los objetivos comunes van a ser posibles solo si cada uno coopera, se crea un sentido de vínculo social mucho más fuerte.

¿Hay un vértice entre cultura ciudadana y paz?

En el fondo cultura ciudadana es una propuesta de convivencia. Ajustamos todo mutuamente para comportarnos de acuerdo a las leyes, las normas y evitar los conflictos o, en caso de que haya conflictos, solucionarlos de forma pacífica; de esta manera solucionamos conflictos de convivencia.

La cultura ciudadana propone mecanismos concretos para acompañar la transformación para una cultura de paz. La paz se construye en la cotidianidad y tiene que ver con convivencia pacífica.

Y lo que haga una persona ¿sí puede lograr el cambio en una ciudad tan grande como Bogotá?

Es importante entender que todos estamos en procesos de formación y cada uno es un pedagogo potencial con su ejemplo. La gente que cree que es irrelevante no lo es: está siendo un ejemplo para los demás en el espacio público, en TransMilenio, en su cotidianidad. Todos somos ejemplo para todos pero no nos damos cuenta. Suena muy cliché decir ‘la solución está en tus manos’ pero es una frase que quiere decir que eres ejemplo. Por eso es clave hacer las cosas de otra manera. Regularnos de manera pacífica y no agresiva.


Olga Lucía Vásquez
Periodista - bogota.gov.co

Twitter: @ServiCiudadano
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá

Veedruría distrital Procudarudia general de la nación Personería de Bogotá Contraloria general de la republica Contraloria distrital

Síganos en nuestras redes:

Reciba noticias del alcalde

Contáctenos | Términos de uso

2017 Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. Todos los derechos reservados